El señor Pip. LLoyd Jones

miércoles, 3 de junio de 2009

La literatura nos ayuda a interpretar el mundo, a recordar lo que dejamos atrás, a proyectarnos hacia el futuro, a escapar del exterior cuando las condiciones que nos rodean son demasiado terribles para intentar comprenderlas, a tener esperanza... ésto es lo que Lloyd Jones nos sugiere en esta conmovedora, pero también, desgarradora novela.

La historia tiene lugar en Bougainville, una pequeña isla perteneciente al estado de Papúa-Nueva Guinea, durante la guerra civil que se desató en 1991 entre la población —empleada en su mayoría en la extracción de cobre— y el ejército nacional, custodio de los intereses de la compañía australiana explotadora de las minas.

En ella vive la joven Matilda, junto a su madre. De su padre sólo conserva escasos recuerdos, ya que éste emigró a Australia al perder su empleo. Y respecto a los demás habitantes, prácticamente todos los adultos en edad de luchar han marchado junto a los rebeldes.

Ante el ambiente desolador en que ha quedado sumida la aldea, un día el excéntrico señor Watts, el único hombre blanco dispuesto a permanecer en la isla, decide reabrir la escuela. A partir de entonces, tanto niños como adultos, pasarán por el aula. Y es que, el señor Watts, consciente de sus limitaciones y de su falta de experiencia como maestro, idea un improvisado sistema de enseñanza: compaginar la lectura en voz alta de —la que él considera es la mejor novela del mejor escritor inglés del siglo XIX— Grandes Esperanzas, de Dickens, con la participación durante las clases de todos aquellos familiares que quieran compartir con los niños sus conocimientos sobre el mundo.

De la mano de Pip, el niño huérfano, protagonista de Grandes Esperanzas, los jóvenes alumnos recorrerán las calles de la Inglaterra victoriana, descubrirán otros mundos, la manera de hacer frente a la adversidad, el valor de la honestidad y la lealtad, y sobre todo, aprenderán a tener esperanza en el futuro, por muy duras que sean sus circunstancias actuales.

A través de los consejos y enseñanzas de los familiares, los niños escucharán hablar sobre los colores del mundo, cómo predecir el tiempo, la mejor manera de matar un pulpo o guisar una tortuga, pero también, sobre las vivencias y las supersticiones de los mayores, el mar, el silencio, o la importancia de la fe: "Debeis creer en algo. Sí, es necesario. Incluso las palmeras creen en el aire. Y los peces creen en el mar" —les dice un día a los niños la madre de Matilda.

Una novela entrañable —salpicada, no obstante, de escenas de gran dureza en las que los acontecimientos se precipitarán dramáticamente— que nos habla del amor a la literatura y su relación con la vida, a la vez que del resentimiento y el miedo ante el poder de la imaginación, de la negación de la memoria colectiva y la expresión cultural de los pueblos. Una opción de futuro desolador, del cual, la joven Matilda —quien nos hace pensar en la niña prodigio que recreó Roald Dahl— intentará escapar a través de las desventuras y peripecias del joven Pip.

3 comentarios:

anareis dijo...

Estou fazendo uma campanha de doações para meu projeto da minibiblioteca comunitária e outras atividades para crianças e adolescentes na minha comunidade carente aqui no Rio de Janeiro,preciso da ajuda de todas as pessoas de bom coração,pode doar de 5,00 a 20,00.Doações no Banco do Brasil agencia 3082-1 conta 9.799-3 Que DEUS abençõe todos nos.Meu e-mail asilvareis10@gmail.com

Fernando dijo...

Tanto la Matilda de Dahl como el Pip de Dickens son personajes entrañables. Y creo que Grandes Esperanzas es una novela infravalorada entre las del autor decimonónico.
Tomo buena nota, Anouka.
Un abrazo.

Administrador de www.cincolinks.com dijo...

Enhorabuena por tu blog, si quieres puedes apuntarte al directorio web/blog www.cincolinks.com podrás promocionar tu web, con tu ficha y tus votaciones y valoraciones, con un método de intercambio de visitas llamado 5links! con el que tu blog será visitado tanto como visites a los demas y que harán que tu blog se de a conocer por toda la red. Pásate ;)

Creo que no hay muchos blogs de las características y temática del tuyo en este directorio, me gustaría mucho que participaras.


Saludos, espero verte por www.cincolinks.com.