La utilidad de lo inútil. Nuccio Ordine

jueves, 12 de enero de 2017

No es un mal de ahora. Ya en el siglo V a. de C. Sócrates se esforzó hasta los últimos instantes de su vida en alertar a sus coetáneos contra el afán de populismo esa palabra tan de moda hoy día por parte de quienes, ostentando el poder y haciendo uso de una calculada retórica, pervierten el interés del estado y de la ciudadanía en aras de su propio beneficio. 

El filósofo griego contraponía a la tiranía del poder y a la codicia de los políticos, el valor intrínseco del conocimiento, de lo aparentemente inútil y de lo bello; la capacidad de razonar y la búsqueda de la verdad como fines en sí mismos.

Cuenta Nuccio Ordine en su libro que mientras Sócrates aguardaba el momento en que ingeriría la cicuta que lo llevaría a la muerte, practicaba repetidamente una melodía con la flauta. Frente a la pregunta de para qué le serviría algo así ante el inevitable desenlace, el filósofo contestaba: "para saber esta melodía antes de morir".

Este mismo anhelo de reivindicar los saberes humanísticos y científicos, considerados socialmente como superfluos, es el que ha llevado al profesor universitario y editor italiano, Nuccio Ordine, a combatir con la palabra la tendencia actual promovida desde las propias instituciones a equiparar lo útil con aquellas actividades capaces de generar beneficios económicos a corto plazo. 

Una escala de prioridades que ha acabado por juzgar la cultura como un interés secundario y que está provocando en la práctica totalidad de los países europeos afirma Ordine el progresivo empobrecimiento intelectual de la sociedad y la asfixia económica cuando no la inevitable clausura de los centros desde los que se promueve y pone en circulación la cultura de un país.

La merma de fondos públicos en las partidas presupuestarias destinadas a la educación y a la investigación; los riesgos de un sistema educativo regido por la lógica empresarial, con la consiguiente devaluación de la calidad de la enseñanza; y el cierre de librerías emblemáticas, de bibliotecas históricas y de archivos de valor incalculable, son síntomas recurrentes del afán que late tras lo que el autor denomina como democracias comerciales.

El ímpetu combativo con que Ordini da forma a su reivindicación, a la que él mismo califica de manifiesto, impregna el primer capítulo del libro, donde el autor recoge las reflexiones de un amplio número de filósofos y escritores Aristóteles, Sócrates, Dante, Petrarca, Giordano Bruno, Shakespeare, Dickens, Baudelaire, o Heidegger, entre otros que desde la antigüedad hasta nuestros días han venido alertando en sus textos acerca del valor intangible, pero esencial para la humanidad, del arte y la cultura, de su fin ajeno a todo utilitarismo, y de la conveniencia de mantenerlos alejados de la esfera de lo económico.

El resultado es un ataque frontal por parte de Ordine al modelo occidental capitalista que, en nombre del progreso y del bien común, pero más atento a un interés económico y a cuadrar resultados cuantificables, que a una verdadera aspiración a incentivar el saber, amenaza con degradar la práctica cultural.

Por otro lado, en su libro, Ordine no solo defiende el afán de conocimiento por sí mismo algo que nuestros predecesores tenían muy claro sino que nos da un buen número de razones por las que vale la pena preservar el patrimonio cultural: 

... Si dejamos morir lo gratuito, si renunciamos a la fuerza generadora de lo inútil, si escuchamos únicamente el mortífero canto de sirenas que nos impele a seguir el beneficio, solo seremos capaces de producir una colectividad enferma y sin memoria que, extraviada, acabará por perder el sentido de sí misma y de la vida. Y en ese momento, cuando la desertificación del espíritu nos haya agostado, será en verdad difícil imaginar que el ignorante homo sapiens pueda desempeñar todavía un papel en la tarea de hacer más humana la humanidad...

La utilidad de lo inútil es un ensayo lúcido y ameno, de conveniente lectura en el momento actual de crisis económica. Una advertencia a los gobiernos sobre la necesidad de invertir en fomentar, desde las diferentes instituciones culturales y educativas, la imaginación, la curiosidad y el pensamiento crítico de sus ciudadanos. Algo que, aunque no genere beneficios económicos tangibles e inmediatos, es fundamental para la formación individual y el futuro de nuestra sociedad.

Tan importante es la preservación del patrimonio cultural para las naciones democráticas que, como reflexiona Nuccio Ordine en su libro, la historia del saber encierra una curiosa paradoja:

Cuando prevalece la barbarie, el fanatismo se ensaña no solo con los seres humanos sino también con las bibliotecas y las obras de arte, con los monumentos y las grandes obras maestras. La furia destructiva se abate sobre las cosas consideradas inútiles... silenciosas e inofensivas, pero percibidas como un peligro por el simple hecho de existir...

3 comentarios:

Letraherido dijo...

Me gusta leer ensayo y tengo éste en casa en edición catalana. Debo añadirlo a mi lista de propósitos del 2017 :)
Me encanta el ultimo fragmento que has copiado, nunca lo había pensado, pero sí, tan paradójico como cierto...
Un abrazo.

Pari Nidhi dijo...

The Class 12 results were announced way before the scheduled time. It was revealed on Friday that the CBSE class 10th results will be announced on Saturday at 2PM but they were declared ahead of time. http://www.Cbse.Nic.in, cbseresults.nic.in, www.cbseresults.nic.in

faisal job dijo...

Adobe Universal Patcher 2.0 2017

Thanks your post it really so helpful......