Réplicas literarias

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Lo confieso:

Paul Auster, no me desconcierta.
Imposible leer el Ulises, de Joyce.
Claudio Magris, me marea.
Me escondo de Elfriede Jelinek.

Nick Hornby no me sorprende.
Los "bestsellers" me pasan rozando.
Las contraportadas de algunos libros me aturden.

Las "poliédricas" reseñas de sesudos críticos, también.
La novela pseudo-histórica me irrita y me deprime.

Reivindico la utilidad de la nota a pie de página (sin excesos).

Mi libro favorito: "La vida es sueño", de Calderón de la Barca.
La literatura y el periodismo literario español del siglo XIX, me fascinan.
"La Regenta", de Clarín, me conmovió.
Durante un tiempo estuve enganchada a "Los Episodios Nacionales", de Galdós.
Comprendo a Madame Bovary, de Flaubert.

Siento debilidad por Katherin Mansfield.
Disfruto leyendo a las hermanas Brönte... pero también a John Banville, Cheever, Philip Roth, Alistair McLeod, Witold Gombrowick, Sándor Márai, Alice Munro...

Eso si, con Vila-Matas, vuelvo a respirar.

2 comentarios:

Cable Hogue dijo...

Hay muchas cosas en las que estoy de acuerdo, sobre todo en lo de Murakami y los best-sellers.

Probaré la Jaume Fuster, sobre todo después de ver que tienen uno de mis libros favoritos, La vida ausente de ángel Zapata.

Un saludo.

Noesmivida dijo...

A las contraportadas se les podría dedicar un libro mitad drama mitad comedia ... yo directamente las prohibiría :-P