Nuevos tiempos para la edición

lunes, 12 de enero de 2009

Según los informes sectoriales, la industria del libro apenas si ha sufrido, de momento, los vaivenes de la crisis. Es más, a un cierto nivel, incluso ha tenido repercusiones positivas en el sector del libro.

Y es que, leer resulta un pasatiempo relatívamente barato con que llenar el tiempo, máxime si se hace aprovechando las posibilidades que ofrecen las bibliotecas públicas, que al parecer, están viendo cómo cada día el número de lectores aumenta considerablemente.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Al mismo tiempo que Amazon anuncia un aumento de las ventas online de libros de un 17% respecto al 2008, las librerías se quejan del preocupante descenso de visitantes.

Hay quienes opinan que el problema del sector ediotorial no es otro que la necesidad de transformar un modelo de negocio que ha quedado obsoleto y de adecuarlo al mundo digital; algo que empieza a preocupar y mucho, a las grandes editoriales de todo el mundo. Fuente: El País.

3 comentarios:

Fernando dijo...

Discrepo respetuosamente, Anouka. Sí que parece necesaria una transformación del modelo de negocio editorial existente, pero las grandes editoriales serán las últimas en adaptarse, mientras sus cifras de ingresos sigan en el mismo nivel. Otra cosa es que algunas acaben hundiéndose como Titanics. O, al menos, no se ven aún movimientos significativos al respecto.

Anouka dijo...

Es cierto, Fernando, que a veces lo que el lector de a pie puede pensar es que de momento parece que los grupos editoriales no reaccionan, pero es evidente que antes o después tendrán que enfrentar la situación, ya que está en juego su futuro y, por ende, el del resto de agentes implicados.

Saludos!

Fernando dijo...

Algún político-intelectual, no sé si era Maura u otro, durante la Restauración, dijo: "O hacemos la revolución desde arriba, o nos la hacen desde abajo". Creo que las editoriales tendrían que pensar lo mismo. Si no reaccionan, les pasará lo mismo que a las discográficas, perderán dinero y, sobre todo, poder.